Lograr que los participantes reconozcan la importancia del conocimiento fundamental de las principales funciones mentales superiores y las alteraciones que ocurren en el proceso de desarrollo del niño o ante una lesión cerebral que perjudiquen el adecuado desempeño en diferentes áreas del lenguaje y del aprendizaje tanto en niños como en adultos.