El curso introduce al alumno a dos disciplinas  de estudio del lenguaje: la fonética, que se ocupa de los aspectos articulatorio, acústico y auditivo del habla, y la fonología, que estudia la manera en que los sonidos son organizados en las lenguas para la producción de significado.