mi mmaa La adquisición del lenguaje se basa en dos grandes aspectos: el grado de maduración neurológica y el contexto sociocultural en el cual se desenvuelve el niño. En este desarrollo continuo, el niño se halla inmerso en diversos ambientes socializadores, primero al interior de la familia y luego en la escuela.